Pandemia tumba 34 y 43% la renta de locales y oficinas

La pandemia de Covid-19 cambió las tendencias del sector inmobiliario a causa de las restricciones de movilidad y la variación en los semáforos epidemiológicos, lo cual se traduce en una disminución del 34% en la demanda comercial y se calculaba hasta un cierre de hasta 2,500 locales dentro de los centros comerciales, de acuerdo con el Reporte del Mercado Inmobiliario de Lamudi.

“El hecho de que todas las personas estuvieran confinadas en su casa obligó a que los hábitos de consumo se modificaran; muchos negocios al haber estado obligados a cerrar operaciones provocaron que la gente decidiera rentar o comprar locales comerciales en menor medida“, explicó Daniel Narváez, Vicepresidente de Marketing de Lamudi en entrevista para Forbes México.

Algunas colonias de la Ciudad de México han aumentado significativamente la oferta inmobiliaria de locales comerciales, en el caso de Polanco se disparó en 54%, el Centro Histórico con un 27% , Santa Fé con el incremento de 16% y Altavista con un 2%.

Otras de las áreas más golpeadas dentro del sector inmobiliario fueron el sector corporativo que presentó una caída del 43% y la renta de oficinas con una disminución del 2%.

“El impacto económico no es una cuestión que se pueda recuperar a corto plazo, dentro del sector inmobiliario es un reto la concepción de nuevos espacios que se disponen a nivel corporativo y comercial, al generar nuevas apuestas como el home office”, agregó.

No te pierdas: Selección Forbes 2020 | Sector inmobiliario se recuperaría en 2 o 3 años

Sin embargo, los únicos dos subsectores que aumentaron su participación en los últimos seis meses fueron el residencial con el 6% y el industrial con 7% de variación.

“Estos dos crecimientos se deben a la incertidumbre de la población en general de solventar la vivienda, por mucho que los inmuebles cuesten más caros en renta o venta, al final son de primera necesidad y esto persiste; se ha reducido el volumen de búsquedas y demanda inmobiliaria pero no se ha detenido por completo la demanda”, explicó Narváez.

Del mismo modo, la adquisición de terrenos se disparó 22% y la renta 51%, a causa de que el sector inmobiliario representó una oportunidad para resguardar el capital y en un mediano plazo se podría tener un retorno de inversión.

“Las personas que tienen un nivel socioeconómico alto y que tienen la capacidad para invertir en el sector inmobiliario ven en este segmento de mercado una oportunidad de proteger su dinero, hemos pasado por crisis económicas y aún así el segmento no pierde su valor”, comentó Narváez.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *